Protección del patrimonio

 

En la protección del patrimonio, Arkai analiza la mejor solución en el contexto, por ejemplo, de fideicomisos, fundaciones familiares, restricciones de destino y pólizas de seguro respetando plenamente las necesidades del cliente y las normativas específicas.

El fideicomiso se ha convertido cada vez más en el instrumento jurídico que permite al individuo y al emprendedor preparar, consolidar y preservar su patrimonio ante necesidades de carácter sucesorio, de planificación estratégica, de protección de la esfera personal y de terceros, sobre todo en caso de contextos complejos y variados.

Arkai, mediante sus empresas controladas, que actúan como fideicomisarias y sus propios profesionales especializados (Trust and Estate Practitioner), ofrece una completa gama de servicios, tanto a nivel internacional en Nueva Zelanda, como en Suiza, tales como:
 

  • creación y registro de fideicomisos
  • administración de fideicomisos en las distintas acepciones
  • asunción de cargos como fideicomisario, cofideicomisario o fideicomisario sucesor
  • asunción del rol de protector